Soluciones eficientes de autoconsumo

El camino hacia la neutralidad de carbono pasa, entre otras cuestiones, por el equilibrio de las emisiones. Y para ello la reducción del consumo energético es imprescindible. La UE ha dictado normativa sobre el asunto. Lone Lighthouse ofrece soluciones eficientes de autoconsumo adecuadas para que cada cliente pueda lograr su autonomía energética.

Transición energética y soluciones eficientes de autoconsumo. Dos términos muy escuchados, muy utilizados y plasmados en muchos artículos, noticias de periódicos, reportajes y anuncios publicitarios. Pero ¿a qué nos referimos exactamente? ¿Cuál es el papel que desempeñamos cada uno de nosotros?

En el año 2015, tras la Conferencia sobre el Cambio Climático de París, se suscribió un acuerdo de carácter internacional que se marcaba como objetivo mantener el calentamiento global por debajo de dos grados respecto a los niveles preindustriales. Y, si fuera posible, limitarlo a 1,5 grados. Este acuerdo fue ratificado en la COP26 en Glasgow, celebrada en noviembre de 2021. Desde entonces se trabaja para conseguir la neutralidad de carbono (Cabon Neutrality) para el año 2050.

Imagen de un bosque al atardecer. Desde la UE se trabaja para conseguir la neutralidad de carbono.

Y ¿qué es la neutralidad de carbono? Pues bien, el propio Parlamento Europeo lo define así: “la neutralidad de carbono se consigue cuando se emite la misma cantidad de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera de la que se retira por distintas vías, lo que deja un balance cero, también denominado huella cero de carbono”.

Equilibrio

Para lograr ese equilibrio hay distintas formas, pero la más saludable es “no emitir más CO2 del que pueden absorber de forma natural los bosques y las plantas, que funcionan como sumideros de carbono a través del proceso de fotosíntesis”.

Otra forma de caminar hacia la neutralidad es la “compensación de carbono”. Esto es la búsqueda del equilibrio de las emisiones en un determinado sector mediante la reducción del CO2 en otro lugar. Y aquí es donde entran en juego las energías renovables y la eficiencia energética.

Paisaje de árboles en torno a un lago.

En este sentido, en julio de 2023 se adoptaron nuevos acuerdos en el Parlamento Europeo para promover la eficiencia energética. Establecen una reducción del consumo de energía en la Unión Europea de un 11,7% para 2030. Así, los países de la UE deberán ahorrar un 1,5% anual.

Para el cumplimiento de estas medidas, tanto los organismos europeos como los gobiernos nacionales y autonómicos están incrementando las ayudas que pretenden conseguir esa reducción de consumo energético y de emisión de gases de efecto invernadero. La implicación de las administraciones públicas, de las empresas y también de los hogares es imprescindible para conseguirlo.

Soluciones innovadoras

Y Lone Lighthouse trabaja intensamente para ofrecer las soluciones más innovadoras que permitan llegar a esa autonomía energética. Soluciones de energía solar como las cubiertas fotovoltaicas SunStyle® o como el generador solar NOMAD Energy Box, que permiten a usuarios individuales, a la industria, a los constructores o al sector agrícola reducir sus gastos energéticos y disminuir sus emisiones de CO2.

Formar parte activa de la transición energética, reducir las facturas relacionadas con la energía y controlar y adecuar nuestro consumo es sencillo si se contamos con los medios adecuados. Y por eso Lone Lighthouse analiza y estudia cada caso de manera individual para adaptarse a las necesidades de cada cliente y ofrecerle la fórmula más adecuada.

Arquitectura sostenible y soluciones innovadoras

Desde hace siglos se busca en la construcción de los edificios la eficiencia energética y el máximo aprovechamiento de la luz y del calor. Sin embargo, desde hace algunas décadas el diseño evoluciona para adaptarse a las nuevas necesidades y para respetar y proteger el entorno y el medio ambiente. Arquitectura sostenible y soluciones innovadoras. Las cubiertas fotovoltaicas SunStyle® ofrecen una solución idónea.

Basándose en las conclusiones del IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna, que se había celebrado en 1933, Le Corbusier publicó una década después ‘La carta de Atenas’, en la que se hacía referencia a las tres materias primas del urbanismo: luz, vegetación y espacio. Ya trabajaban en búsqueda de una arquitectura sostenible y soluciones innovadoras.

Tres preceptos que sirven de eje a lo que hoy conocemos como arquitectura sostenible pero que vienen de mucho más atrás. Pues, desde siempre hemos buscado vivir en una relación de convivencia con nuestro entorno, aunque en ocasiones la construcción y el desarrollo de las grandes ciudades se ha olvidado de estos principios.

Pero volvamos a los comienzos: ya los griegos utilizaban láminas de plata o de cobre para reflejar la luz y obtener el calor del sol, y lo tenían en cuenta para construir sus viviendas. Los romanos, por su parte, empleaba el cristal también para lograr una mayor iluminación de los espacios interiores y para mantener el calor que provenía del sol.

Imagen de una gran ciudad con edificios altos. La arquitectura busca cada vez una mayor integración con el entorno.

Eficiencia energética

La eficiencia energética ha sido, y sigue siendo, uno de los principales objetivos de la arquitectura. Y a lo largo de la historia se han ido creando y desarrollando diversas técnicas para aprovechar al máximo la luz y el calor del sol, para reducir las necesidades energéticas de los edificios y para aumentar su capacidad de generar su propia energía.

Ejemplo de arquitectura sostenible. Se trabaja por una arquitectura limpia, comprometida con la calidad de vida.
Ejemplo de arquitectura sostenible.

Aunque, obviamente, no es su única meta, sí es uno de sus principios básicos. Y en la actualidad se ha añadido, además, una preocupación no nueva pero sí más intensa: el respeto y el cuidado por el medio ambiente. Trabajar por una arquitectura limpia, comprometida con la calidad de vida, a través de un planeamiento urbanístico sensato, de una construcción en la que se mida el impacto que tiene la misma sobre el entorno, de la utilización de materiales que no sean nocivos y que puedan reciclarse o reutilizarse y, una vez más, de la búsqueda de un mínimo consumo energético.

Así, además de diseños y planteamientos correctos en la utilización de los espacios y los materiales, se necesitan nuevas tecnologías, nuevas soluciones que permitan esa apuesta por la sostenibilidad. Y Lone Lighthouse ofrece soluciones sostenibles y rentables que permiten esa arquitectura moderna, respetuosa con el entorno, con los ciudadanos, con los nuevos modelos de vida y con el medio ambiente.

Materiales reciclables

Las tejas solares SunStyle® son un claro ejemplo de ello. Cubiertas fotovoltaicas integradas, con tejas realizadas con materiales en su mayoría reciclables: módulos de silicio cristalino compuestos de vidrio en un 75%, de polímeros en un 10% y hasta un 8% de aluminio, todos ellos residuos no peligrosos y reutilizables.

Una solución, pues, para generar energía limpia, en un marco de perfecta integración estética y con plenas garantías de funcionamiento y durabilidad. Y con la tranquilidad de no producir residuos perjudiciales ni en su instalación, ni en su mantenimiento ni en su uso. Sostenibilidad perfecta para una arquitectura comprometida y actual.

Comunidades de regantes y gastos energéticos

Comunidades de regantes y gastos energéticos. En España hay más de 7.000 organizaciones de este tipo, con complejas tareas de gestión para garantizar una agricultura viable, que deben hacer frente a los grandes incrementos de la factura eléctrica. Una solución práctica y eficaz es un generador solar móvil y de instalación simple.

Repartir de manera equitativa los recursos hídricos que se necesitan para la agricultura. Esta es la tarea -nada sencilla- de las comunidades de regantes. El agua es un bien escaso, imprescindible para el sector primario, y su gestión y utilización eficiente resulta clave para el desarrollo de las actividades agrícola y es, además, una absoluta prioridad a nivel mundial. Y el problema es, en muchas ocasiones, las comunidades de regante y sus gastos energéticos.

Según el estudio ‘Las comunidades de regantes en España y su Federación Nacional’, publicado en 2018 bajo la autoría de Andrés del Campo, las comunidades de regantes “son instituciones de larga tradición histórica en la buena distribución de las aguas y en la organización propia del regadío, y se encuentran profundamente enraizadas en la conciencia popular”.

Organizar, distribuir y mantener

En España hay actualmente más de 7.000 y se conforman por imperativo legal como una agrupación de todos los propietarios de una zona regable. Entre sus funciones principales, deben organizar los aprovechamientos colectivos de aguas públicas superficiales y subterráneas; tienen que distribuir y administrar las aguas concedidas; deben velar por el mantenimiento de las infraestructuras de regadío, así como realizar el seguimiento de las actividades de mantenimiento y facilitar una asistencia activa a los regantes.

Llevan a cabo, por tanto, complejas tareas de gestión y organización con el último fin de garantizar los cultivos. En muchas ocasiones, el principal problema al que se enfrentan estas organizaciones es, precisamente, a conseguir el agua suficiente que necesitan para esas superficies cultivables. Los elevados costes energéticos que conllevan los trabajos mecanizados son también cuestión importante a la que deben hacer frente, ya que pueden llegar en ocasiones hasta el 70% de su gasto total. En 2022, la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore) alertaba de que en solo un año sus facturas eléctricas se habían encarecido en un 600%.

Desde las comunidades de regantes y desde las asociaciones que las representa se trabaja desde hace tiempo para tratar de reducir estos elevados costes. Las comunidades de regantes y los gastos energéticos es el problema a solucionar. Las energías renovables están en el punto de mira para lograrlo. Sin embargo, una de las principales dificultades es que esta demanda de energía se limita solamente a unos meses al año, desde primavera hasta otoño, por lo que las instalaciones fijas no son una alternativa eficaz.

Generador móvil sin licencia de construcción

Desde Lone Lighthouse se ofrece una solución viable y eficaz para dar respuesta a estas necesidades específicas: un generador solar móvil que no requiere de licencia de construcción, por lo que se puede instalar también en espacios protegidos. Una propuesta sostenible, rentable y que no acarrea otras complejidades como la licitación de una obra -que, en el caso de las comunidades de regantes, al ser corporaciones de derecho público se rigen por la normativa pública de contratación-.

El generador solar NOMAD Energy Box que comercializa Lone Lighthouse se perfila, pues, como una solución práctica y eficiente para cubrir las demandas de un sector que pretende garantizar el desarrollo de una agricultura competitiva y viable y, en definitiva, asegurar la producción de alimentos.

Energía limpia y sostenibilidad

Energía limpia y sostenibilidad. Casi la totalidad de los componentes de la solución de SunStyle® son completamente reciclables. Hoy en día, se trabaja para optimizar el desarrollo de canales de recuperación y reutilización de materiales con resultados muy prometedores.

Energía limpia y sostenibilidad. Nuestra preocupación por el medio ambiente, por la sostenibilidad, por la transición energética y por la reducción de la huella de carbono es cada vez mayor. Cada día que pasa somos más conscientes de la importancia de nuestras actuaciones y de la trascendencia que tiene nuestra apuesta por las energías limpias, por productos no contaminantes y por materiales que puedan reciclarse y que no generen residuos nocivos. Energía limpia y sostenibilidad.

En este sentido, la elección de las tejas solares de SunStyle® para cubrir el tejado de nuestra vivienda o de nuestra empresa es un importante paso adelante en favor de la sostenibilidad. Se trata de una cubierta solar integrada que produce energía limpia, que nos permite un importante ahorro energético y que resiste al viento y al granizo. Y cuenta con una garantía de diez años.

Energía limpia y sostenibilidad. Las tejas solares Sunstyle® que comercializa Lone Lighthouse permiten cumplir con ambos preceptos.

Pero, además, otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de elegir esta solución fotovoltaica es que sus materiales son completamente  reciclables. La teja solar SunStyle® utiliza tecnología de silicio monocristalino, la más utilizada en la actualidad. Estos módulos de silicio cristalino están compuestos de vidrio en un 75%, de polímeros -un 10%- y de aluminio en un 8%, todos ellos clasificados como residuos no peligrosos y reutilizables. El resto es silicio -5%-, cobre, en un 1% y menos del 0,1% plata y otros metales: son productos que, aunque requieren más atención, también pueden reciclarse.

Combinación de acciones

Para llevar a cabo el correcto reciclaje de todos estos materiales, se deben combinar de manera adecuada una serie de acciones la primera de las cuales es la separación mecánica, mediante trituradoras, de magnetos, tamices o clasificadores inductivos. Con esta acción inicial se permite clasificar cerca del 85% de los componentes del panel fotovoltaico.

Después se realiza un tratamiento térmico para eliminar el polímero que encapsula el panel. Al quemarlo, se separan los distintos elementos del módulo fotovoltaico. En la actualidad, se están probando técnicas de pirólisis -sobre todo en Japón- para mejorar estos procesos térmicos.

Posteriormente se lleva a cabo un tratamiento químico, gracias al cual las partes remanentes del módulo se trituran y se sumergen en uno o varios disolventes para extraer los materiales secundarios en fracciones; de esta manera se eliminan los contactos mecánicos y el revestimiento antirreflejo.

Proyectos de investigación

En cuanto a las láminas de silicio, se funden y se integran en el proceso de fabricación de lingotes de silicio, que pueden utilizarse en otro tipo de industrias. De esta manera, el silicio recuperado vuelve a las fábricas de acciones metálicas o de vidrio plano.

Actualmente, la mejora de los procesos de reciclaje y el desarrollo de canales de recuperación son objeto de diferentes proyectos de investigación, entre los cuales destaca el proyecto europeo CABRISS -llevado a cabo entre 2015 y 2018-, cuyo objetivo era desarrollar una economía circular basada en el reciclaje, la reutilización y recuperación del indio, silicio y plata, principalmente para la industria fotovoltaica, pero también para la producción de vidrio y componentes electrónicos.

Descarga Teja