Arquitectura sostenible y soluciones innovadoras

Desde hace siglos se busca en la construcción de los edificios la eficiencia energética y el máximo aprovechamiento de la luz y del calor. Sin embargo, desde hace algunas décadas el diseño evoluciona para adaptarse a las nuevas necesidades y para respetar y proteger el entorno y el medio ambiente. Arquitectura sostenible y soluciones innovadoras. Las cubiertas fotovoltaicas SunStyle® ofrecen una solución idónea.

Basándose en las conclusiones del IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna, que se había celebrado en 1933, Le Corbusier publicó una década después ‘La carta de Atenas’, en la que se hacía referencia a las tres materias primas del urbanismo: luz, vegetación y espacio. Ya trabajaban en búsqueda de una arquitectura sostenible y soluciones innovadoras.

Tres preceptos que sirven de eje a lo que hoy conocemos como arquitectura sostenible pero que vienen de mucho más atrás. Pues, desde siempre hemos buscado vivir en una relación de convivencia con nuestro entorno, aunque en ocasiones la construcción y el desarrollo de las grandes ciudades se ha olvidado de estos principios.

Pero volvamos a los comienzos: ya los griegos utilizaban láminas de plata o de cobre para reflejar la luz y obtener el calor del sol, y lo tenían en cuenta para construir sus viviendas. Los romanos, por su parte, empleaba el cristal también para lograr una mayor iluminación de los espacios interiores y para mantener el calor que provenía del sol.

Imagen de una gran ciudad con edificios altos. La arquitectura busca cada vez una mayor integración con el entorno.

Eficiencia energética

La eficiencia energética ha sido, y sigue siendo, uno de los principales objetivos de la arquitectura. Y a lo largo de la historia se han ido creando y desarrollando diversas técnicas para aprovechar al máximo la luz y el calor del sol, para reducir las necesidades energéticas de los edificios y para aumentar su capacidad de generar su propia energía.

Ejemplo de arquitectura sostenible. Se trabaja por una arquitectura limpia, comprometida con la calidad de vida.
Ejemplo de arquitectura sostenible.

Aunque, obviamente, no es su única meta, sí es uno de sus principios básicos. Y en la actualidad se ha añadido, además, una preocupación no nueva pero sí más intensa: el respeto y el cuidado por el medio ambiente. Trabajar por una arquitectura limpia, comprometida con la calidad de vida, a través de un planeamiento urbanístico sensato, de una construcción en la que se mida el impacto que tiene la misma sobre el entorno, de la utilización de materiales que no sean nocivos y que puedan reciclarse o reutilizarse y, una vez más, de la búsqueda de un mínimo consumo energético.

Así, además de diseños y planteamientos correctos en la utilización de los espacios y los materiales, se necesitan nuevas tecnologías, nuevas soluciones que permitan esa apuesta por la sostenibilidad. Y Lone Lighthouse ofrece soluciones sostenibles y rentables que permiten esa arquitectura moderna, respetuosa con el entorno, con los ciudadanos, con los nuevos modelos de vida y con el medio ambiente.

Materiales reciclables

Las tejas solares SunStyle® son un claro ejemplo de ello. Cubiertas fotovoltaicas integradas, con tejas realizadas con materiales en su mayoría reciclables: módulos de silicio cristalino compuestos de vidrio en un 75%, de polímeros en un 10% y hasta un 8% de aluminio, todos ellos residuos no peligrosos y reutilizables.

Una solución, pues, para generar energía limpia, en un marco de perfecta integración estética y con plenas garantías de funcionamiento y durabilidad. Y con la tranquilidad de no producir residuos perjudiciales ni en su instalación, ni en su mantenimiento ni en su uso. Sostenibilidad perfecta para una arquitectura comprometida y actual.

Descarga Teja